El viaje de tu vida en la URJC


Esta actividad, propuesta por UNICEF, se llevó a cabo para concienciar a estudiantes y docentes sobre las crisis que llevan a la población a dejar sus hogares.

El viaje de tu vida fue la última actividad de Campus89 y se realizó en los pasillos de la universidad Rey Juan Carlos. El pasado 23 de noviembre nos atrincheramos en la facultad de Vicálvaro provistos de mucha ilusión y un pasaporte de humanidad. Regalábamos un viaje que calificamos de “increíble” y que iba “a cambiarte la vida”, algunos estudiantes nos confundieron con vendedores que pretendían sacarles el tiempo y el dinero.

Al principio este era el sentimiento generalizado, unos nos miraban con recelo y otros, muy bravucones, aseguraban que “siempre que te vengas conmigo, hago el viaje a la China en un cohete”. Todos esperaban un viaje de ocio, “a Malta a ser posible” comentó una chica. Primero les hacíamos unas preguntas al estilo ¿Quién quiere ser millonario? o Un, dos, tres…responda otra vez, todos acertaban y pasaban a ver un vídeo que los ponía en la piel de un refugiado. Minutos después comprendían que lo que les habíamos enseñado era, de verdad, un viaje decisivo para la vida de miles de personas. En especial para muchos niños y niñas que podían morir en estos periplos, o peor, podían perder a sus seres más queridos y aun así tenían la necesidad de hacerlos. Los participantes miraban un dibujo animado y escuchaban el relato de Malak, cuyos padres habían sido arrastrados por el mar, o  la historia de Mustafá, cuya familia había corrido la misma suerte que la del primero. Al final aparecían los dos chicos, eran reales, niños sirios de carne y hueso que ahora se encontraban solos en un campo de refugio.

Más tarde los alumnos y profesores escribían sus nombres o se identificaban como personas, humanos o afortunados; después redactaban sus mensajes, símbolos de empatía y solidaridad. Hubo pasaportes con deseos estándar, como el fin de las guerras o la paz mundial, otros no tanto:

“Quiero que logremos abrirle los ojos a quien no ve injusticia en cerrarle las puertas a quien pide refugio”
“Quiero que sepáis que no estáis solos”
“Quiero que tengáis una vida, no que sepáis sobrevivir”
“Soy profesora y quiero que, algún día, tú seas mi alumno”

Podéis ver todos estos mensajes y fotografías en nuestras redes sociales.

“Hay historias que los niños no debemos protagonizar. Todos los niños, niñas y adolescentes tenemos derecho a protección.”

Ahora, revisando las fotos, recordamos la actividad con mucha ilusión. El ajetreo, las prisas, el aburrimiento o el rechazo no importaron si nos acordamos de las miradas. Miradas de comprensión cuando rompíamos sus esquemas sobre lo que esperaban que contáramos, miradas de sensibilidad y empatía. Miradas que se perdían detrás de las columnas buscando inspiración porque no sabían qué palabras escoger para trasmitir lo que sus ojos si podían. Todas las reacciones, los gestos y las expresiones nos hicieron sentir satisfechos con lo que estábamos haciendo. A pesar del cansancio, muchos hubiésemos alargado la actividad un par de horas más.

Alba Puerto

Escrito por Alba Puerto

Alba estudia Periodismo y comunicación audiovisual en la URJC. Se unió a Campus89 en septiembre de 2016 y un mes después la nombraron Coordinadora de Comunicación. Le interesan los movimientos sociales, la innovación tecnológica y la educación de calidad, pues influyen en las generaciones más jóvenes, quienes tienen el poder de transformar sociedades enteras.

 

 

AECID UNICEF

Esta web ha sido realizada con el apoyo financiero de la Agencia Española de Cooperación Internacional para el Desarrollo (AECID).